lunes, 9 de julio de 2018

PESADILLA III

PESADILLA III

Esa transparencia me horroriza, la línea roja que se percibe en su interior, se mueve calmosa y con gula.  Es mi sangre, lo sé, están vivos, creo. Las plastas rígidas adheridas en mi cabeza, crecen como costras entre mi pelo y piel, y ése cosquilleo y picor que provocan al salir de los poros, me avisa que debo apurar a removerlos.  El cuero me arde al despegarlos y los pequeños puntos rojos, pronto me tiñen la frente, el líquido continúa escurriendo y se mete  en mis ojos.


¿Que son?, en verdad tengo los nervios en escandaloso stress, me crujen los dientes y los oídos.  Me aterra tanto su cuerpo acuoso y translúcido.  


...¡Dios!, 

...la línea roja se mueve, ¡me tragan vivo y lo disfrutan!.  ¡¿Que puta madre son?!.


Uno a uno les voy quitando, intento no alterarlos o me envolveran los dedos.  He llenado un cubo de agua con ellos y no termino.  Uno tras otro aparecen.  Se vuelven blandos entre mis manos.   Mi aspecto ha cambiado, parezco leproso, apestado.  Sólo espero ser más veloz, antes que me tragen el rostro.


No hay comentarios.:

Publicar un comentario

...deje su basura aquí.