lunes, 9 de julio de 2018

APARICIÓN

APARICIÓN

Divina y maldita:

Que a tu antojo revientas mi alma y corazón, que con descaro mis lúbricas carnes devoras en tus mantos de seda, y al barro después arrojas lo que de mi queda.

Que en destellos eternos, corrompes, diurna o nocturna; cráneos y nervios que gritan tu nombre escondido, escurriendo calientes en fogón consagrado, con descaro ultrajado.

A ti, comparto, locura, que tu pupila dilata, mi aliento arrebata  y sella con mi sucio beso al final de tu mano y este verso como veneno en defensa a mí desconsuelo.




No hay comentarios.:

Publicar un comentario

...deje su basura aquí.