martes, 29 de agosto de 2017

ROJOS

ROJOS

Del bermellón al borde o comisura, en frenética carrera, hacia aquella frontera, límite entre piel y escarlata, viajan infinidad de miradas, que acarician en vaiven de alucinante andanza, guardando en la memoria cada detalle, contorno y forma de tus labios rojos.

Juicios quebrados, en hipnótico trance, al sopor y delirio, que provoca el sutíl movimiento al hablar, de esos labios.



1 comentario:

  1. Como siempre, excelentes letras...
    Me encanta como lleva su blog jovencito, veré que le aprendo... 😊😊

    ResponderEliminar

...deje su basura aquí.