miércoles, 5 de agosto de 2015

DESPERTAR


DESPERTAR 

Louis Armstrong - What a wonderful world 
https://youtu.be/E2VCwBzGdPM


De golpe y en su silla, esos sueños,  perdidos entre el escritorio y el gafete,  drenaron la última gota, miró sus manos y por primera vez no imaginó alguna aventura fantástica, solía acercar los ojos a su piel y la veía como escenario mágico.   Hoy,  la nada le abrumó y sólo logró ver líneas blanquecinas, resecas, que descaradas recorrian los pliegues de entre sus dedos.



Tomó una bocanada de aire y se armó de valor.   Sin avisar se levantó y se encaminó al ascensor.    Hacia mucho no pensaba en lo difícil que fué dominar los tacones altos.  Tantas cosas que hacer frente al monitor le había arrancado el asombro, y no se percató tampoco como su vida había pasado tan pronto desde que la vivía en quincenas.  Sueños quincenales de aparador era su felicidad.


El ascensor cambiaba de pisos.  Ahora tan modernos ni se percibía el jalón de ascenso o descenso,  hasta ese mini-shot de adrenalina le habían robado.   Los espejos le robaban también su claustrofobia.


—Buen día licenciada— escuchó con esa voz del subordinado al abrirse las puertas.   Como era su costumbre solo asintió sin contestar y se encaminó a la cafetería que se encontraba a un par de cuadras.


Siguió su marcha mientras miraba su reflejo en los limpisimos vidrios, su guardarropa le había robado los blue jeans. 



Encerrada en su vacío, ni se percata del rechinar de llantas y sólo siente un inmenso dolor,  todo da vueltas y se detiene mirando al cielo.  Un rarisimo violeta adorna las nubes de esa tarde y de tan hermoso no parpadea,  no se lo quiere perder.


Gritos y gente alrededor... 
—¡¡¡NO LE MUEVAN!!!, ¡¡¡UNA AMBULANCIA RÁPIDO!!!
—¡¡¡A UN LADO, RETIRENSE PORFAVOR!!!



Ella solo mira las nubes difuminarse en el violeta,  recordando sus clases de pintura a los 16, casi pudo oler los trazos frescos.   A lo lejos escucha a alguien preguntar:


-¿Está viva?


Con los huesos rotos y la boca ahora sin dientes y ensangrentada,  ella sonrie y contesta en su cabeza.


-Sí.









No hay comentarios.:

Publicar un comentario

...deje su basura aquí.