lunes, 8 de junio de 2015

EVOLUCIÓN

EVOLUCIÓN

DANZIG-SHE RIDES:
http://youtu.be/qC-W0_cv85E

f. Desarrollo gradual, crecimiento o avance de las cosas o de los organismos.

Infinitos espectros multicolores iluminan la estancia, cási mágico.   Polvo de estrellas.

La gran luna se venía abajo en trozos, y una botella a medio beber era su verdugo.   Angélica envuelta en piel de furia sólo buscaba descargar y eligió al gran espejo como primer objetivo.

Aferrada a su móvil, maldecia en ése estridente decibel que los hombres odian.  Lo errático de su marcha indicaba que su frustración y enojo eran inmensos.

Ángel desde una silla era un simple voyeur, y ya nada le extrañaba de ésos episodios que por su regularidad se habían colocado en la categoría de "rabietas divinas".  

El encanto era tanto, que todo lo que Angelica tocase, hiciese o hablase era simplemente "sagrado".   El mundo se redujo a dos entes, extraños a todo lo demás, cubiertos por la más hermosa burbuja tóxica, madura a tal punto ya, que permeaba, dejando entrar y salir lo justo.

Salivante, encantado y totalmente intoxicado, Angel se limita a observar el movimiento de ése par de perfectas piernas, el temblor de las nalgas a cada paso y a disfrutar de el espectáculo celestial de ésa T-shirt adherida al torso de Angélica que va sin sostén.  Intercalando caladas y sorbos, sonríe para sí. 

-"Maldita, es bellísima".

Angélica cuelga, llevando sus manos a la cabeza, repite un mantra indescifrable para Ángel, que apenas puede contener la carcajada.   Ella lo vé a los ojos con la más vacía de las miradas...

...todo cambia.

Ángel se ha puesto de pié, y siente la explosión de adrenalina, recorre de forma cási instantánea la totalidad de su humanidad.  Taquicardia, angustia, asombro, acompañan a la más intensa de las libidos. 

Estupefacto no atina a cómo reaccionar al ver en el piso de madera a Angélica, cubierta de arena negra sostenida sólo por sus brazos.

Cuadro a cuadro se repite en su cabeza una y otra vez la larguísima melena volando en todas direcciones, las manos sangrantes, lastimadas por hojas afiladas, largos folios verdes de palmeras arrancadas de sus macetas sin compasión.   Tres recipientes de barro negro cedieron a los puntapiés de Angélica, antes que sus huesos cedieran al barro cocido.

-¡¡¡Pinche loca, te rompiste una pata, NO MAMES!!!
-...  ...  ...
-¡¡¡Estás orate weeehh, vamos al médico!!!

Con ojos entreabiertos por el intenso dolor, mirando la bragueta abultada de Ángel y balbuceante, ella responde:

-...mhhhhpffffff!!!  ...basurita mía, ¿no lo ves?, éres peor que yo, ...aún no te das cuenta.   ...hazme el amor...

Ángel no puede soportar lo blanquisimo de la sala de espera y fuera del hospital fuma.  Y entre cada golpe que despacio disfruta, cierra los ojos y recuerda la mirada en blanco de Angélica y la forma en que su pierna colgaba mientras le hacía el amor, y repite recargado en la pared y tocando su rostro con los dedos, un mantra irreconocible para los demás.

  
"...sublime"







2 comentarios:

...deje su basura aquí.