sábado, 15 de julio de 2017

Tatuaje (fragmento)

 « Ese pie —pensaba— terminará
alimentándose de la sangre fresca de los hombres a los que acabará pisoteando» .
Seikichi clavó una mirada descarada en ella.
—Ahora entiendo por qué no me sonaba tu cara. Entonces, ¿hace poco que has venido a vivir al barrio?.– Apenas le echaba dieciséis o diecisiete años, pero su rostro bien proporcionado y atractivo se asemejaba al de esas damas habituadas a
despreciar las almas de innumerables hombres a lo largo de toda una vida. Su
belleza era tal que a Seikichi le pareció que debía de haber nacido de los sueños de hombres galantes y mujeres sofisticadas, hombres y mujeres que habían vivido y muerto en la capital, océano donde desembocan todos los ríos de voluptuosidades y opulencias de Japón.

Junichiro Tanizaki
Cuentos de amor, Tatuaje (fragmento)


No hay comentarios.:

Publicar un comentario

...deje su basura aquí.